conclusiones

conclusiones-01Con el propósito de este II Congreso en mente (“Reflexionar sobre la situación, problemática y retos a los que se enfrentan las asociaciones españolas en EE.UU.”) y después de haber escuchado las presentaciones programadas, las asociaciones participantes llegan a las siguientes constataciones tras las dos mesas redondas:

1ª Situación:

Las asociaciones que operan fuera de los principales lugares de residencia, como las del Medio Oeste, merecen atención. Se trata de asociaciones con un tamaño medio en torno a ochenta familias españolas, que carecen de un local donde reunirse y alquilan espacios para actividades puntuales. Debido a su escaso volumen, realizan un importante esfuerzo financiero y humano para llevar a cabo sus actividades, pero lo cierto es que aglutinan un porcentaje muy significativo de los españoles residentes en la zona, en torno al 20 por ciento.

Reflexión: Para de alguna manera equilibrar esta situación, las instituciones públicas y, en particular, el área de migraciones del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y Consulados, han de tener en cuenta esta circunstancia a la hora de configurar subvenciones, actividades y demás  programas de apoyo a la comunidad española en el exterior.

Igualmente, han de tenerse en cuenta las nuevas tecnologías que, en casos de relaciones interasociacionales, han convertido las sedes tradicionales de reunión en sedes virtuales desde donde se cumplen funciones de información, formación y asamblearias.  Estas nuevas sedes y canales de comunicación han de tener una consideración similar a los Centros o Sedes tradicionales.

 2ª Situación:

Contrariamente a lo que se cree, los centros y asociaciones españolas son el primer contacto que la sociedad norteamericana y las comunidades hispanas tienen con la cultura, el arte, la tradición y el turismo españolas, además de ser los centros tradicionales de conservación y transmisión de estos valores.  Estos hechos parecen ser desaprovechados por nuestras instituciones.

Reflexión: Para un mayor aprovechamiento de los recursos, sería conveniente una mayor transmisión de información en ambos sentidos y un mayor refuerzo de la colaboración entre Consejerías, instituciones y asociaciones.

Las acciones de beneficio mutuo podrían ser:

  • Servir de canales adicionales de divulgación de toda información que Consejerías y otras instituciones deseen diseminar entre las comunidades españolas, americanas e hispanas de sus zonas de influencia. Asociaciones o federaciones añadirían contenido a sus páginas atrayendo así nuevos adeptos y manteniendo el interés de socios y simpatizantes.
  • Cooperar en la programación y presentación de sus eventos culturales, turísticos y comerciales abriendo así nuevas zonas de actuación. La posibilidad de ofrecer mejores y mayores exponentes de España en estados del Medio Oeste americano donde ¨lo español¨ es casi invisible, favorecería el crecimiento de asociaciones pequeñas.

3ª Situación:

Las relaciones entre Consulados y asociaciones parece ser un punto recurrente de preocupación entre las asociaciones.

Reflexiones: Entre los puntos que se exponen a continuación hemos de señalar que, en muchos casos, las asociaciones llevan tiempo realizando funciones de información, ya que la ciudadanía acude a ellas en primer lugar.

  1. Las asociaciones pueden ayudar a los Consulados a:
  • Diseminar mejor la información que los Consulados u otras oficinas de la Administración española deseen transmitir a la comunidad española (o americana).
  • Informar a la comunidad sobre los trámites que se realizan en los Consulados, así como en otras oficinas de la Administración española en el exterior. Pueden ayudar también en la labor pedagógica de qué cuestiones no pueden resolverse por los Consulados y qué dificultades en medios humanos y materiales tienen las oficinas consulares.
  • En particular, las asociaciones se ofrecen a colaborar en una campaña dirigida a fomentar que los españoles se inscriban en el Registro de Matrícula Consular.
  • Transmitir información a los Consulados, trasladando las necesidades y preocupaciones de la comunidad española y sirviendo en ocasiones para la comunicación de situaciones de emergencia.
  1. Por su parte, los Consulados pueden ayudar a las asociaciones de diversas maneras:
  • Diseminando información sobre las actividades y eventos que desarrollan las entidades. Aunque la situación es dispar en los diferentes Consulados, en los últimos años se ha hecho un gran esfuerzo por modernizar las bases de datos de los españoles en Estados Unidos y su capacidad de diseminación a la comunidad española es significativa.
  • Al mismo tiempo, sería conveniente que, en el momento en que un ciudadano español se inscribe en el Registro de Matrícula Consular, los Consulados informen a los ciudadanos de la existencia de asociaciones en su demarcación que pueden ser de su interés. Ello sería positivo tanto para los ciudadanos en su proceso de adaptación al país como para las asociaciones en sí mismas.
  • Y, por supuesto, el apoyo institucional del Cónsul General a las asociaciones representativas de la sociedad civil supone un refrendo de la actividad de estas asociaciones y de su papel en la conservación del vínculo con España.

Para reforzar la colaboración, sería oportuno que:

  • Los Consulados introdujeran en su página web un vínculo a las asociaciones operativas en su demarcación consular y, que las asociaciones hicieran lo propio con Consulados y, cuando se diera el caso, con otras instituciones españolas en el lugar de residencia.
  • Existan reuniones periódicas (al menos una al año) para exponer los objetivos de las asociaciones y la Administración.  En este sentido, FAEUSA ofrece su sede virtual y sistema de videoconferencia para organizar estas reuniones de los Cónsules con sus residentes.

4ª Situación:

 Especial preocupación presenta el envejecimiento de socios y el estancamiento de nuevos socios que aporten al sostenimiento de las asociaciones.

A diferencia de lo que a veces se transmite, el asociacionismo es un fenómeno vivo y actual. En los últimos cinco años, Estados Unidos ha visto nacer asociaciones y federaciones como FAEUSA y ECUSA; otras que prácticamente carecían de actividad han revivido (p.e. Círculo de Filadelfia o Casa de España en Dallas); y todavía algunas están en proyecto (p.e., la Casa de España en Indiana).

Pero al asociacionismo tradicional se ha unido ahora un nuevo tipo de asociación que hay que tener muy en cuenta. Proliferan los grupos informales que se asocian en torno a disciplinas o áreas profesionales, o simplemente por áreas geográficas. Pueden citarse experiencias de este tipo en prácticamente todas las ciudades estadounidenses, unas más formales y desarrolladas (DC Spaniards, Harvard Spain, españoles en MBAs, USEC) junto a otros muchos que se limitan a organizar actividades lúdicas.

Estos grupos se caracterizan por la predominancia de gente joven y el uso intensivo de las redes sociales, por la asistencia puntual a eventos, sin deseo de asumir mayores compromisos con una organización, ni de abonar cuota u organizar una estructura interna asociativa.

Reflexiones: Con carácter general, estos grupos informales merecen apoyo, pues ponen de manifiesto el interés de los españoles por mantener el vínculo con España, preservar la cultura, la historia y la gastronomía del país de origen, y es importante incluir estos grupos, especialmente los locales, como usuarios de las páginas de las asociaciones y mantener contacto abierto con estos grupos.

No puede entenderse que estas asociaciones vayan a ser el modelo de asociacionismo del futuro, pero sí parece claro que desempeñarán un papel importante en el futuro.

Es importante generar sinergias entre asociaciones y grupos informales. Las personas que integran los grupos informales no se asocian, pero sí participan ocasionalmente en actividades de las asociaciones tradicionales. Igualmente, los grupos informales pueden beneficiarse de asociaciones ya establecidas, así como utilizar los espacios de las asociaciones que dispongan de local.

Igualmente importante es acompañar a las asociaciones en el establecimiento de crear páginas en redes sociales, Internet y/o blogs y para ello FAEUSA se ofrece a organizar un Webinar sobre el tema el próximo septiembre.

5ª Situación:

Finalmente, las relaciones de los ciudadanos con la Administración española en temas como representación, documentación, participación electoral, entre otros, nos llevan diversas conclusiones.

Reflexiones:

1.-No parece que la representación de los residentes a través de los CRE esté la suficientemente extendida. En la actualidad, hay 37 CREs en todo el mundo. En muchos casos, estos consejos son totalmente desconocidos y sería de interés general coordinar un seminario virtual para informar sobre este sistema de representatividad.

Aunque la función de esto consejos es únicamente consultivo y de asesoramiento, la posibilidad de que FAEUSA, como nexo de residentes y asociaciones, entrará a formar parte del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior de EE.UU., adscrito al Ministerio de Empleo y Seguridad Social a través de la Dirección general de Migraciones, fue presentada al propio Director General de Migraciones, D. Aurelio Miras Portugal, que dio su beneplácito, siempre y cuando, los estatutos del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior lo permitiera.

2.-Para aquellos lugares en los que no existen Consulados, especialmente en los más lejanos, sería positivo buscar la manera de acercar la Administración al ciudadano. En este sentido, se han realizado propuestas diversas:

  • Que los Consulados realicen visitas periódicas a los lugares de residencia, a fin de facilitar la realización de trámites consulares. Se citan experiencias de Consulados itinerantes de otros países.
  • Que los Consulados utilicen las nuevas tecnologías para informar y comunicarse con los españoles residentes en su demarcación. Desde luego, página web y correo electrónico son instrumentos esenciales para la gestión administrativa. Las redes sociales son también un instrumento importante para comunicar y alcanzar a la comunidad.

3.-Dentro de las relaciones de los ciudadanos con la Administración española, se reconoce una especial dificultad en el trámite de renovación del Documento Nacional de Identidad. El trámite ha de realizarse en España, sin que quepa su realización a través de los Consulados. Sólo se admite la renovación a través de cita previa y la escasez de personal durante el período vacacional provoca que las citas se otorguen con una dilación notable, a veces de meses. Esta dilación está generalizada en toda España y,, aunque excede toda competencia merece ser mencionada por si, dentro de la Administración para que proponga alguna sugerencia.

4.- Como cierre de congreso,  FAEUSA ofrece su sistema de videoconferencia para organizar sesiones informativas, webinars, etc. y pide a los participantes que le transmitan sus propuestas y temas de interés para todos que deseen abordar.  Igualmente, anima a las asociaciones no miembros a unirse a este proyecto común.

Se clausura este II Congreso de Asociaciones Españolas en EE.UU. en la sede de Casa Galicia dando las gracias a todos los participantes.

Nueva York a 21 de mayo del 2016

Dificultad en motivar nuevos asociados

  1. Dificultades económicas y de encontrar patrocinadores
  2. Distanciamiento de Consulados y Consejerías.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR